La dieta del luchador de sumo: La más seguida de todas y de las más contraproducentes. Descubre si tú haces la dieta del sumo

Publicado el 11 de enero 2018

image

¿Te suena familiar la siguiente dinámica?

Te levantas por la mañana, te preparas de prisa para salir a tus actividades, ya sea para ir al trabajo, gimnasio o cualquier otra, por lo que no te da tiempo de desayunar o te medio tomaste una taza de café, un par de horas después, se te atraviesa otro cafecito y si encuentras una o dos galletitas te las comes, horas después, si tienes tiempo, sales a comer, de lo contrario, comes en tu lugar de trabajo o te comes algo de camino mientras vas por los niños a la escuela, acaba tu jornada laboral o tu día y llegas a casa con un hambre feroz y te comes todo lo que esté a la vista, tuviste tanta hambre que no te diste cuenta de las cantidades (y mucho menos de la calidad) que ingeriste y paraste hasta que no pudiste más.

Con esta comida fuerte en la noche, agregando que muy posiblemente también fue carente de nutrientes, amaneces sin hambre y cansado/a (pues el sistema digestivo estuvo ocupado y no alcanzó a reparar y desintoxicar del todo), por lo que solo te tomas una taza de café y repites lo mismo del día anterior.

Si esto es parte de tu vida cotidiana, te informo que estás haciendo la DIETA DEL SUMO, el éxito de los luchadores de sumo depende de su peso y su dieta tiene el objetivo de ganar peso de forma rápida y eficiente, el horario nocturno de sus comidas juega un rol muy importante para este objetivo. Te voy a explicar por qué.

La palabra METABOLISMO surge del griego METABOLE que significa cambio, más el sufijo -ISMO que significa cualidad. Es decir el metabolismo es la cualidad que tenemos los seres vivos de poder cambiar químicamente la naturaleza de ciertas sustancias.

El metabolismo trabaja muy similar a la velocidad del sol, es decir, en la mañana trabaja más fuerte y va descendiendo al igual que el día. Por eso, es recomendable desayunar fuerte, comer muy bien y cenar ligero ya que en la noche no requeriremos de tanta energía, es un momento de restauración. Ojo, desayunar fuerte y comer bien no significa en cantidad, sino en calidad de nutrientes.

El metabolismo tu lo potencializas o lo entorpeces, date cuenta que su funcionamiento depende totalmente de tus hábitos de vida. Haz que tus hábitos trabajen de la mano con tu metabolismo, no en contra.

Si cachaste que tu estilo de vida es la de un luchador de sumo, te invito a revertir la estrategia poco a poco, hay muchas maneras y herramientas para hacerlo de forma fácil y agradable, verás cambios en tu peso y sobre todo en tu salud.

Recuerda que los cambios nutricionales van de la mano con un trabajo mental y emocional para que sean realmente efectivos y permanentes. Si necesitas ayuda en el proceso con gusto contáctame y te apoyaré.

Un abrazo.

Lilia Alzás


Deja un comentario:
mick
mick
Micky
okkk
Mickael
test
Comunícate conmigo