¿Qué hay detrás de la reciente satanización del aceite de coco?

Publicado el 3 de julio 2017

image

Seguramente ya para estas fechas habrás leído la nota de “The American Heart Association” (AHA), con el título “El aceite de coco no es saludable, nunca lo ha sido”. En resumen, el artículo describe que este aceite incrementa los niveles de colesterol, causante de enfermedades cardiovasculares.

En la misma nota, la asociación recomienda sobre lo que tendríamos que consumir en el lugar del aceite de coco y nos invita a consumir aceites vegetales como el aceite de maíz o soya.

…Interesante lo que dice y lo que recomienda.

¿Qué es el colesterol y para qué sirve?

A grandes rasgos, el colesterol es un componente fundamental para cada una de las células del cuerpo y del cerebro (neuronas). Participa en la producción de hormonas, en la digestión, en la reparación y protección de las células y procesos neuronales, entre otros.

De hecho el 25% del colesterol está en el cerebro, de ahí, que es tan importante incluir grasas a nuestra dieta, ya que colaboran en gran parte a nuestra salud neuronal. Una dieta baja en grasas incrementa los riesgos de enfermedades como la demencia, la ansiedad, depresión, dolores de cabeza crónicos y más.

¿El aceite de coco es grasa saturada?

El aceite de coco sí es grasa saturada y sí, también eleva el colesterol. La grasa saturada, es un tipo de grasa que necesitamos en nuestra alimentación y se encuentra principalmente en los lácteos, proteínas animales y aceites, como el de coco.

Tenemos que saber diferenciar entre grasa saturada y grasa hidrogenada o trans, ésta última, la encontramos en los productos procesados, en las etiquetas de estos productos la vamos a encontrar como grasas vegetales. Ejemplo: Papitas fritas, galletitas, productos congelados o pre -cocinados.

¿Entonces qué causa el riesgo a enfermedades cardiovasculares?

El colesterol LDL no es el causante de enfermedades cardiovasculares sino la oxidación de éste y la inflamación del cuerpo.

La oxidación del colesterol LDL es causada nada más y nada menos que por un elevado nivel de azúcar en la sangre, es decir, llevando una dieta rica en azúcares refinados. La inflamación es causada también por azúcares y grasas trans que provienen como ya lo vimos de alimentos procesados.

¿Qué hay de la recomendación de los aceites vegetales de la AHA?

Los aceites vegetales tienen propiedades inflamatorias, contienen pesticidas y herbicidas como el glifosato que es inestable con el calor causando oxidación en el cuerpo.

En cambio, el aceite de coco no cambia sus propiedades con el calor, por lo que es una muy buena opción para la cocina.

¿Quieres un corazón saludable?

Enfócate en reducir la inflamación y la oxidación en tu cuerpo. Esto quiere decir, que reduzcas la ingesta de comida procesada, azúcares y carbohidratos simples.

Saca tus propias conclusiones

Lamentablemente grandes asociaciones utilizan su nombre, “reconocimiento” y el miedo para manipular a los consumidores sin importar los daños que pueden causar, hay mucha corrupción también en el tema salud. Te dejo de tarea que investigues qué empresas patrocinan (porque son varias) a la asociación que sacó esta nota y saca tus propias conclusiones.

Cualquier duda contáctame por este medio o correo electrónico lilia@liliaalzas.com

Lilia Alzás


Deja un comentario:
mick
mick
Micky
okkk
Mickael
test
Comunícate conmigo