Fortalece tu sistema inmune trabajando desde 3 planos: físico, mental y espiritual

Publicado el 15 de marzo 2020

image

En realidad, hemos vivido en emergencias sanitarias desde hace bastante tiempo, las enfermedades crónico degenerativas tales como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, diabetes, cáncer entre otras, son las principales causas de mortalidad en el mundo. En 2008, 36 millones de personas murieron a causa de una enfermedad crónica. ¿Sabías por ejemplo, que la diabetes mata más gente al año que el VIH, malaria y tuberculosis juntas?

En la mayoría de los casos, estas enfermedades pudieron haber sido prevenidas ya que, también en su mayoría, son causadas por los hábitos de vida que tenemos, hábitos de alimentación principalmente.

¿Por qué entonces no hemos puesto atención a todas estas emergencias sanitarias que han estado entre nosotros desde hace años? Tal vez, porque no son contagiosas como el COVID19, por eso no lo percibimos como grave, pero sí que lo son y además hay que entender que nuestros hábitos de vida son contagiosos y esto está haciendo que vivamos en permanente emergencia sanitaria.

El COVID19 responsable del SARS-CoV-2, (Severe Acute Respiratory Syndrome – Sindrome Respiratorio Agudo Grave) ha sido declarado por el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como como una pandemia y “amenaza muy grave para el mundo”.

En general los síntomas principales de este virus son: tos, dolor de garganta, fiebre, dificultad para respirar, dolor de cabeza, escalofríos, secreción y goteo nasal.

Bueno, ¿Cómo hacemos frente a esto?

PUNTO 1. Lavado de manos.

Lo que todos sabemos, esto no es nuevo, es algo que deberíamos hacer siempre. El tiempo de lavado y la técnica, es decir, lavarse entre los dedos y dorsales de las manos es muy importante no lo olvides.

PUNTO 2. Salir lo menos posible.

¡Aplica para todos! Tengamos o no tengamos síntomas. ¿Por qué? Hay gente que es portadora sin síntomas y puede estar propagando el virus, entre menos contacto, mejor, serán unos días, no dramaticemos, ayudemos a que el sistema sanitario de cada país no colapse. Es un trabajo de equipo, necesitamos ser solidarios. Entendamos que nuestro comportamiento afecta a los demás y viceversa. La cuarentena es permanecer en casa no significan vacaciones.

PUNTO 3. Fortalece tu sistema inmunológico.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo compuesta por una red de células, tejidos que trabajan en conjunto para proteger al cuerpo. Este sistema debe ser una de nuestras prioridades de vida, ya que es la manera de que el cuerpo enfrente bacterias, virus, es decir, enfermedades.

Nuestro objetivo es tenerlo siempre fuerte, no solo ante una crisis como esta.

Los seres humanos tenemos un cuerpo, mente y espíritu, por tanto, nuestra estrategia para fortalecer este sistema, tiene que abarcar los tres, son la raíz de la salud.

1) Fortalecer sistema inmune desde el PLANO FÍSICO/ORGÁNICO: Hay tres áreas que son las responsables de equilibrarnos a nivel orgánico.

Alimentación

  • Consume MÁS alimentos reales, todo aquello que sale de la tierra: verduras, frutas, legumbres), MENOS productos alimenticios (todo aquello que sale de una fábrica: galletas, panes, frituras, cereales en caja, refrescos y bebidas azucaradas incluyendo jugos, embutidos, dulces, margarinas, comida rápida, embutidos y prácticamente todo lo que venga empaquetado). El 80% de tu sistema inmunitario se encuentra en el intestino, entonces, bríndale las mejores herramientas.
  • Complementa tu alimentación con vitaminas. No sirve de mucho que tomes exageradamente vitaminas cuando tu alimentación es deficiente y/o tóxica. Los complementos funcionan en equipo con una buena alimentación, no la sustituyen.
    • - Vitamina C. De forma natural se encuentran en las frutas cítricas (toronjas, limones, naranjas, mandarinas), kiwi, fresas, melón, guayaba, y en verduras como brócoli, pimientos rojos, pimientos verdes, coles de Bruselas, perejil.
    • - Zinc. De forma natural lo encuentras en las legumbres: garbanzos, frijoles, lentejas, alubias, semillas de calabaza, aguacate y frambuesas.
    • - Vitamina E. De forma natural lo encuentras en semillas y nueces, espinacas y brócoli.
    Al comprar un complemento, asegúrate que sea natural y no sintético.
  • Hidratación. Toma entre 10 y 12 vasos al día (combina agua natural e infusiones sin azúcar), ayudas a expulsar las toxinas del cuerpo.


Descanso Un adulto necesita entre 7 y 9 horas de sueño al día. Es un tiempo de reseteo, restauración y reparación para el cuerpo y mente. No es negociable, no tengas comportamientos en contra de las necesidades de tu cuerpo.

Movimiento El cuerpo está diseñado para moverse, es una necesidad básica. Sí, aunque a tu mente no le guste la idea. A ver, no necesitas pasar horas en un gimnasio o ir a alguna clase fuera. Basta con buscar un video en internet que te guste como baile, yoga, pilates, lo que sea pero muévete durante 20 minutos al día como mínimo.

2) Fortalecer tu sistema desde el plano mental: La mente es un instrumento en el que tenemos mucho que trabajar, debemos invertir en ella, alimentarla con buen contenido, hacer depuraciones constantes de información inservible y tóxica, en fin, es un trabajo similar que con el cuerpo.

  • Consume información real y fidedigna. Sé crítico con la información que lees, no te conviertas en propagador de información que solo genera más confusión, histeria y miedo. Debemos actuar desde la buena información, no desde el miedo.
  • Depura tu espacio mental. Es hora de dejar de seguir medios de comunicación, influencers, “profesionales” y redes sociales que sólo hacen daño. Es muy fácil dar cuerda a la mente hacia lo negativo, aléjate de ello. No solo ahora que estamos en una emergencia sanitaria, hazlo siempre, es un hábito de vida que te ayudará mucho a tener la mente lo más limpia posible de información improductiva y dañina.
  • Meditación, meditación y más meditación. El hábito que todos sin excepción deberíamos incluir en nuestras vidas. Hoy más que nunca nuestro planeta necesita mentes realistas, objetivas y serenas. La meditación nos ofrece eso, la meditación no es dejar de pensar, de hecho eso es imposible, la meditación es asentar nuestros pensamientos, observarlos y desde ahí tratarlos como lo que son: sólo pensamientos. La mente es una herramienta que debemos usar a nuestro favor, no al revés. Investiga un poco y verás que los beneficios de la meditación están probados científicamente.


Una mente serena hace que veamos el entorno más claro, que tomemos mejores decisiones, esto reduce el estrés, el enemigo uno del sistema inmunológico.

3) Fortalecer tu sistema inmune desde el PLANO ESPIRITUAL: Este virus me parece un llamado de atención importante. Detengámonos un poco, vamos demasiado rápido, esa rapidez nos ha traído varias consecuencias físicas, mentales, espirituales, pero no solo con nosotros mismos, el planeta también ha enfermado.

Analicémonos un poco, como humanidad nos estamos fallando, nos estamos haciendo daño, también estamos dañando a otras especies. El planeta y nosotros estamos cansados y enfermos.

Todo esto que está pasando parecido a una película de ciencia ficción nos debe llevar a un estado diferente de consciencia, a uno mejor, a evolucionar como seres humanos, me parece que no hay otro camino, no podemos seguir en el camino de la autodestrucción.

Esta cuarentena que muchos estamos viviendo, lejos de verlo como algo negativo y dramático en realidad, es una oportunidad para respirar primero y después reorientar como vamos a cuidar de nosotros, de los demás y del planeta.

Entendamos que somos parte de un todo, es decir, todo lo que nos pase o hagamos en lo individual afecta a los demás. El coronavirus es una prueba de ello. Seamos conscientes, actuemos solidariamente, aunque no tengas síntomas, no salgas ya que puedes ser portador y sin darte cuenta contagiar. Parece que la mayoría nos vamos a contagiar y eso no es lo grave, lo grave es que hay gente que es más vulnerable, lo grave es que por esa falta de solidaridad colapsemos nosotros mismos el sistema de salud de nuestros países.

El coronavirus no es nuestro enemigo, somos nosotros mismos. Nos necesitamos unos a otros, actuemos desde la empatía y el amor.

Img

Un abrazo con todo mi cariño,

Lilia Alzás


Deja un comentario:
José Alejandro Carrillo Herrera
Gracias por tus palabras y recomendaciones Lil. Un fuerte abrazo.
Ofelia Garibay
Muchas gracias. Como siempre, tienes palabras de luz y paz.
Gabriela
Me gusto mucho el articulo Yo estoy en un proceso de cambio muy importante para mi y esto me confirma que voy y debo seguir por este camino
Comunícate conmigo